×

Secciones

Red de Blogs de
Grupo Servimania ®

MENU

Consejos para decorar la habitación del bebe

Publicado hace 4 meses por Redacción . 228 visitas
 
 

Afortunadamente, desde la fecha en que recibimos la feliz noticia de que viene un bebe en camino a que lo tenemos en nuestros brazos hay tiempo suficiente para prepararnos en todos los sentidos. Dentro de estos preparativos está el de acondicionar un espacio específico para el nuevo miembro de la familia.


La primera etapa del infante representa una etapa decisiva en el desarrollo de las capacidades físicas, intelectuales y emotivas; es la etapa más vulnerable del crecimiento. En esta fase se forman las condiciones esenciales para la vida, la mayor parte del cerebro y sus conexiones. El amor y la estimulación intelectual permiten a los bebes desarrollar la seguridad y autoestima necesarias.


El medio, espacio o entorno, influyen en el desarrollo del ser humano a lo largo de su vida; por eso es necesario que el bebe tenga un lugar propio donde duerma, juegue y guarde sus cosas favoritas. Aún cuando la vivienda sea reducida, el bebe puede tener un lugar especial para él.


Decía el pedagogo japonés Shinichi Suzuki que “cuando un adulto mira para atrás, el entorno en el cual su hijo se ha ido forjando, se dará cuenta con sorpresa de que el total de su ser, incluido el corazón, habilidades y personalidad, es el producto de la historia de su entorno.”


Los adultos debemos ofrecer, empleando nuestra creatividad, espacios adecuados a la edad y necesidades de cada pequeño. El medio que rodea al bebe no significa solamente un lugar para vivir, sino también un espacio físico agradable que propicie la estimulación de sus sentidos y movimientos, y el reconocimiento del bebe dentro de la familia y la comunidad.


El espacio debe permitir que el bebe actúe libremente, puesto que a través de la libertad de movimientos reconoce su lugar y el de otras personas; debe sentir que las cosas están a su alcance y hechas a su medida.


El entorno que rodea al bebe permite el desarrollo cognitivo cuando se le dejan tocar objetos, sentir texturas, apreciar formas, tamaños, colores, diferentes pesos e ir de un lado a otro. A través de la relación con su medio el pequeño aprende reglas, como la de respetar las pertenencias de los demás; así convive en la familia y posteriormente en la escuela y en la comunidad.


Lo ideal es preparar un cuarto especial para el bebe, pero cuando la familia ya tiene más miembros y no hay espacio suficiente para que éste tenga un cuarto propio, no hay problema, se puede acondicionar cualquier lugarcito del que dispongamos. Lo importante es que tenga un espacio para dormir y otro para guardar su ropa y jueguetes.


Hay que tener en cuenta que esta etapa de nuestros hijos es relativamente corta; en pocos años tendremos la necesidad de transformar el área del bebe en habitación de niños y posteriormente en zona juvenil. Es recomendable tener presente, en el momento de elegir el diseño del espacio y la selección del mobiliario, el futuro próximo,  ¡que llega más pronto de lo esperado!


El mueble para cambiar al bebe puede ser opcional, no es algo imprescindible. Si no contamos con el espacio necesario, lo que tenemos que considerar es un lugar para almacenar lo que utilizamos para cambiar al bebe; puede ser una canasta o una caja que sean portátiles y una funda plastificada para poner al bebe en el momento de cambiarlo.


 

Fuentes: www.interiorismofacil.com
 
 
Servimania ® es marca registrada. Copyright 2017. Todos los derechos reservados.